Actualidad

Asociaciones rechazan la caza de guanacos, zorros y pumas

A través de un comunicado firmado por distintos grupos ambientalistas, expresaron el repudio a la actividad que está autorizada desde abril.

martes, 21 de mayo de 2024 - 11:58

Desde el 01 de abril hasta el 31 de julio se habilitó la caza de guanacos en Chubut, permitiendo la transportación de solo dos ejemplares de machos adultos por día. El trámite cuesta 8 mil pesos y se pide que los cazadores posean una autorización del dueño del predio en el que se realizará la captura. 

En el caso de Santa Cruz, la caza deportiva de pumas, zorros y guanacos está autorizada hasta el 31 de agosto. Por semana solo se puede cazar un zorro colorado, un zorro gris y un puma. Y por día, se pueden faenar dos guanacos. Además, se encuentra habilitada la caza de especies consideradas como perjudiciales para las especies autóctonas y las domésticas, como el visón, el jabalí y el conejo silvestre, sin restricción de cantidad.

Según la Ley XI Nº10 de Conservación y Protección de la Fauna Silvestre, la caza se puede realizar sin y con fines de lucro, para destinarla en actividades del rubro frigorífico, carnicería, talleres artesanales y de confección con productos o subproductos de especies de la fauna silvestre, venta de cueros y pieles crudas, etc. Sin embargo, organizaciones ambientalistas se expresaron en contra de esta decisión a través de un documento en el que manifiestan que “las legislaciones actuales que promueven la caza de guanacos, pumas y zorros para resolver el conflicto con la producción ovina son anacrónicas e ignoran las nuevas formas de producir en armonía con la conservación de la naturaleza y han demostrado no ser una verdadera solución, para un problema complejo”.

Luego de exponer los puntos claves sobre la temática, el comunicado expresa que “no pueden abrirse temporadas de caza de guanacos, pumas y zorros con números arbitrarios de piezas por cazador y mucho menos con regímenes de recompensas para la caza de pumas y zorros sin contar con estudios poblaciones, evaluaciones del impacto ambiental, ponderaciones de otras prácticas diferentes para la protección del ganado, estudios que describan la problemática que ha suscitado los regímenes de recompensa referidos; etc. Estas leyes atrasan”.

Este documento fue firmado por la organización Aves Argentinas, la Comisión de Supervivencia de Especies de la UICN para Meso y Sudamérica, el Comité Argentino de la UICN, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales, la Fundación Patagonia Natural, la Fundación Vida Silvestre Argentina y el Grupo Especialistas en Camélidos Sudamericanos (GECS) de la UICN. Finalmente, el objetivo de estas asociaciones es buscar soluciones para abordar de forma responsable la coexistencia entre la vida silvestre y la producción ganadera.