Actualidad

¿Cómo evitar la intoxicación por monóxido de carbono?

Frente a la ola polar de bajas temperaturas anunciada para la Patagonia, es necesario tener precauciones para evitar las intoxicaciones.

jueves, 23 de mayo de 2024 - 1:00

El monóxido de carbono es un gas tóxico que ingresa a través de los pulmones y pasa a la sangre, ocupa el lugar del oxígeno y afecta al cerebro y al corazón. Esta intoxicación se produce por el aumento del uso de los calefactores y el cierre de las puertas y ventanas que impiden la entrada de aire fresco y la salida de gases tóxicos. Sin embargo, puede evitarse teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones.

En primer lugar, hay que mantener los espacios ventilados y apagar las llamas que estuviesen encendidas antes de dormir. También se recomienda no usar las hornallas de la cocina para calefaccionar la casa y no apoyar recipientes con agua sobre fuentes de calor como la estufa o la cocina. Es importante tener en cuenta que cuando la llama de las hornallas se pone naranja o amarilla y cuando aparecen manchas de hollín en artefactos (calefones, termotanques, calderas, estufas, salamandras, cocinas, anafes) estas son señales que advierten la presencia de monóxido de carbono en el ambiente.

Los síntomas que puede presentar una persona que sufre una intoxicación son dolor de cabeza, mareos, somnolencia, debilidad, cansancio, náuseas, pérdida del conocimiento y/o convulsiones, palpitaciones, dolor de pecho y paro cardiorrespiratorio. En los niños, algunas alarmas son la irritabilidad, el llanto continuo y el rechazo del alimento. Se considera “el asesino invisible” porque no tiene olor, ni color ni sabor pero puede tener consecuencias graves que lleven a la muerte.

Te recomendamos tener en cuenta todas las precauciones mencionadas anteriormente y siempre tener a mano la línea gratuita del servicio público de emergencias médicas, la línea 107.