Calentamiento global

La Antártida se está derritiendo desde abajo

En los últimos tiempos, científicos descubrieron que el calentamiento global está afectando a la corriente circumpolar antártica de una forma compleja y que estos cambios pueden complicar la lucha contra el cambio climático en el futuro.

lunes, 27 de diciembre de 2021 - 11:51

La corriente circumpolar antártica es la fuerza dominante del océano Antártico y es muy importante para el clima mundial. Hasta ahora, ha impedido que el planeta se caliente aún más, extrayendo aguas profundas de los océanos Atlántico, Índico y Pacífico y empujandolas hacia la superficie donde intercambian temperaturas y dióxido de carbono con la atmósfera. A este fenómeno se lo conoce como surgencia.

Según explica la doctora Russel, a medida que el mundo se calienta, aumenta también la intensidad de los vientos que provocan la "surgencia", trayendo mayor caudal de aguas profundas a la superficie.

Esta situación podría hacer que el océano libere más dióxido de carbono y altere un equilibrio crítico. ¿Por qué? Los investigadores piensan que el Antártico siempre absorbió más dióxido de carbono del que libera, generando un efecto beneficioso para el clima.

Además, el océano Antártico se está calentando y una parte de esa "surgencia", la que ya se calentó, fluye por debajo de las plataformas de hielo de la costa antártica -que funcionan como contención de las capas de hielo del continente- contribuyendo al aumento del nivel de mar, algo que con el tiempo inundaría las costas.

Fuente: La Nación